Evaluación, en el marco del Dispositivo Enseñar (Críticas…)

 

vidapren

Video: Sintesís Reflexión sobre Evaluación, en el marco del Operativo Enseñar 2017

 

EVALUACIÓN: OPERATIVO ENSEÑAR

 El 31 de octubre se realizará el Operativo enseñar, se evaluarán 519 ISFDs de todo el país, el 61 % de gestión estatal y el 39 % de gestión privada.

Se evaluarán 31.600 estudiantes  del último año de los Profesorados de Educación sea el 68% de la matrícula total.

En las provincias de Río Negro, Santa Cruz, La Pampa, San Juan, Mendoza, Jujuy, San Luis, Tierra del Fuego y CABA tendrá carácter censal, en el resto del país será muestral.

Planean que el objetivo es producir infrmación para retroalimentar el sistema, ver la realidad y cómo se están formando los futuros docentes.

Los resultados se publicarán en 2018.

Características de la evaluación:

Habrá preguntas abiertas y cerradas, de respuestas únicas y múltiples.

Se evaluarán las áreas de comunicación, en Lectura y escritura y “Criterios Pedagógicos”.

Si bien se trató y se acordó en el CFE, no ha habido consultas a la comunidad educativa, no se pudo tratar en el marco de la Paritaria nacional, simplemente porque no hubo.

Este tipo de evaluaciones como las  pruebas PISA o el operativo APRENDER no tienen carácter formativo es más, cobra características punitivas al ubicarlo en el último año de la carrera.

Hay que tener en cuenta el contexto en que este Operativo se realizará, y en el marco de las políticas implemetadas desde  diciembre de 2015 por el Gobierno Nacional. Hay una campaña de desacreditación y de estigmatización de los gremios, el Sr. Ministro de Educación de la Nación,  Lic. Finocchiaro  dice y en franca confrontación:  “ Los docentes son el gremio más reaccionario y conservador”.

Permanentemente se trata de ubicar al docente como rechazando a la evaluación, cuando el verdadero rechazo es a las evaluaciones diseñadas externamente, desconociendo a quienes las diseñan en el marco de una campaña de desacreditación a la educación pública. Planteándola de forma aséptica cuando claramente sus resultados se podrían anticipar, ya que serán “malos”, porque responden a otro paradigma del cual venimos formando y que son los planteados en los diseños curriculares, los resultados serán utilizados para tomar decisiones que inciden directamente sobre la organización de los institutos y del trabajo docente.

Las pruebas estandarizadas no miden procesos de enseñanza y de aprendizaje contextualizados sino que miden resultados con el objetivo de construir rankings.

Se desconoce la especificidad de la evaluación en nuestras instituciones, donde existen diferentes procesos e instancias de evaluación de los aprendizajes, los estudiantes realizan prácticas desde el segundo año en todas las carreras de formación docente.

Estos procesos no se pueden reflejar en pruebas estandarizadas: ¿cómo evaluarán los “criterios pedagógicos”? esto claramente es desconocer la especificidad del acto de enseñar y de aprender.

Este operativo es presentado como resultado de los magros resultados del Operativo APRENDER, del cual se deduce la necesidad de “REFORMAR” el sistema educativo bajo los parámetros de lo que se conoce como “la nueva gestión pública” dónde el foco se pone en:

  • Las evaluaciones estandarizadas
  • La nueva carrera docente
  • El liderazgo
  • La meritocracia
  • El emprendedurismo
  • La articulación entre escuela y trabajo (mirada puesta solo desde el empleo y con foco en las demandas de las empresas, cuyas políticas concretas buscan precarizar el trabajo docente por la vía de quitar la estabilidad del trabajo docente y atar el salario a la productividad, según los parámetros de los rankings elaborados con los resultados de las pruebas estandarizadas.

Se trata de otra puesta en escena mediática, efectista, donde se reduce la calidad educativa a las pruebas estandarizadas, PISA, APRENDER, ENSEÑAR: la evaluación se convierte en objetivo político,

Demostrando una visión instrumental de la educación, asociada a un producto a alcanzar, en contraposición a una visión integradora, entendiendo a la educación como un derecho humano y como lo plantea la LEN como un bien social que debe circular y el estado debe garantizarlo.

Creemos que se deben generarlas condiciones, los espacios y la organización de las evaluaciones.

Si entendemos a los procesos de evaluación como instancias de producción de conocimiento sobre el funcionamiento institucional, las prácticas de enseñanza y los aprendizajes de los estudiantes, objetamos el valor de las evaluaciones estandarizadas que brindarían información sobre la “calidad de la educación”.

¿Cómo se evalúan los criterios pedagógicos?

Los estudiantes deberían reconocer de manera más o menos inmediata las herramientas necesarias para emitir una respuesta que coincida con la interpretación “oficial” del saber. Cualquier otra respuesta apoyada en un sistema coherente de ideas pero diferentes de las esperadas, descalifica.

Esto es contradictorio con lo que se promueve desde los diseños curriculares que plantean, dan lugar a los procesos originales de los estudiantes, donde se alientan múltiples miradas sobre los problemas y se considera que éstas prácticas constituyen un aspecto fundamental en la formación de un sujeto crítico.

Ante la propuesta del Proyecto Enseñar, podemos realizar muchas preguntas. Entre ellas podemos mencionar las clásicas de todo proceso evaluador

Para qué se evalúa- A quién se evalúa- Qué se evalúa- Quién evalúa- Con que instrumento se evalúa-

A estas preguntas podemos responder :

Que las políticas neoliberales plantean la evaluación como único camino para mejorar el sistema educativo.  Reduce la evaluación a MEDIR resultados con evaluaciones estandarizadas

No queda claro si evalúan los aprendizajes de los estudiantes, al Diseño curricular de formación, a la institución o a los docentes formadores-

Hablan de evaluar competencias y habilidades generales sometiendo al  trabajo docente a un conjunto de técnicas que se debe dominar para poder enseñar, reduciendo a la enseñanza a una categoría técnica, aplicacionista alejada de toda consideración ideológica

Desde este lugar se homogeneiza la práctica docente y la formación docente

Por otra parte, subyace la idea que todo  lo aprendido puede medirse a través de una evaluación

Evalúa un agente externo a la institución, garantía, según esta mirada, de objetividad.

Cómo sigue el camino….

Luego de evaluar presentan los datos recogidos como objetivos y reales que muestran lo que verdaderamente pasa en el sistema educativo formal. Son datos “transparentes que reflejan fielmente la realidad”. Son un  parámetro de rigurosidad científica y que posibilita  legitimarse así como la verdad.

De estos datos que va a resultar

Que el sistema formador es un desastre culpa de los docentes , colocando el factor docente, principal variable, a nivel escuela, como el responsable de estos resultados.

De esta forma se  advierte la primacía de la concepción gerencialista del docente como “recurso humano”, como herramienta para la producción de bienes o mercancías. Esta idea absolutamente instrumentalista del trabajador de la educación se hace evidente al pretender hablar de la calidad de un docente, tal como si se tratara de un producto comercial.

Soluciones que van a proponer 

  • Cambiar los diseños curriculares sin participación de los actores
  • Contratar empresas y organizaciones privadas que mejoren la propuesta formadora
  • Tomar exámenes de ingreso limitando las posibilidades de educación superior a nuestros jóvenes.

Nosotros decimos

“Si bien los datos son la base necesaria para hacer un diagnóstico de la realidad educativa, no es suficiente contar con ellos para tomar decisiones. Para transformar los datos en información es necesario interrogarlos desde un marco conceptual que les otorgue sentido y permita interpretarlos.”

“Construir el currículo de formación docente inicial requiere asumir que los docentes son trabajadores intelectuales y trabajadores de la cultura que forman parte de un colectivo que produce conocimientos específicos a partir de su propia práctica.

  • Se necesita una mirada integradora del sistema educativo. Cuando se habla de integración, nos referimos a los propios recorridos que son parte de toda formación docente: se construyen conocimientos que circulan en forma permanente, se modifican estrategias y se ajustan las prácticas, este es el real concepto de evaluación. MEDIR no es sinónimo de evaluar.
  • Claramente lo plantea Ma. Cristina Davini, quien considera que muchas veces las pruebas de redacción, cuestionarios o de opciones múltiples estandarizadas son una recopilación de información innecesaria, además de provocar que los alumnos acaben aprendiendo según la forma en que luego  van a ser evaluados. Davini, en este sentido defiende una evaluación autentica en la que se evalúen, a través de pruebas, las formas de trabajo que reflejan las situaciones de la vida real, es decir, pretende que se evalúen la capacidad para resolver problemas, la responsabilidad, la autoestima, la honestidad, la iniciativa, etc., todo aquello que les será más útil en la vida cotidiana.  Ésta, a la vez, permite que los alumnos participen en su propio proceso de evaluación, de acuerdo con sus capacidades y posibilidades, dialogando sobre sus logros, detectando sus dificultades, analizando sus esfuerzos, etc.
  • Mejorar las condiciones de vida de la población en general y de los docentes en particular. Mejorar las condiciones laborales de los docentes, esto no sólo implica una mejora salarial sino también optimizar las condiciones edilicias, abordar las problemáticas sociales, las nuevas culturas juveniles, etc. Las políticas educativas deben apostar a la inclusión, a toda situación social que permita que todxs tengamos las mismas posibilidades. Negarse a esto es entrar en el terreno de la meritocracia. La calidad camina junto con la democratización de acceso, permanencia y egreso del sistema educativo en todos sus niveles.

Se necesita mayor presupuesto. Los documentos abordan una Idea de los docentes que    se refleja en el modo en que se refiere a ellos, siempre responsables del empobrecimiento dela educación.

 

————————————————————

Un Estado que no sabe cómo resolver problemas, disfraza su falta de políticas: “evaluando”.

————————————————————